Imperios, dictaduras y totalitarismos

Te ofrecemos este texto para que veas lo actual y universal del Evangelio.

Juan el Bautista oyó hablar en la cárcel de las obras de Cristo, y mandó a dos de sus discípulos para preguntarle: "¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?"...(Mt 11,2-11).

"Es importante favorecer el diálogo y promover el entendimiento mutuo entre personas procedentes de diferentes culturas, modelos de vida y condiciones sociales".

"Han venido muchos profetas, ideólogos y dictadores que han dicho: "¡No es El! ¡No ha cambiado el mundo! ¡Somos nosotros!". Y han creado sus imperios, sus dictaduras, su totalitarismo que habría cambiado el mundo. Y lo ha cambiado, pero destruyéndolo. Sabemos que de estas grandes promesas no ha quedado más que un gran vacío y una gran destrucción".

"El Señor, en el modo silencioso que le es propio, responde: "Mirad lo que he hecho. No he hecho una revolución cruenta, no he cambiado el mundo con la fuerza, sino que he encendido muchas luces que forman, en el tiempo, un gran camino de luz a lo largo de los milenios".

"De esta manera podemos ver cómo el Señor, en la respuesta a Juan, ha dicho que no es la violenta revolución, no son las grandes promesas las que cambian el mundo, sino la luz silenciosa de la verdad, de la bondad de Dios, que es el signo de Su presencia y nos da la certeza de que somos amados hasta el final, y que no somos olvidados, que no somos un producto de la casualidad, sino de una voluntad de amor".

"El Adviento es una fuerte invitación a dejar entrar cada vez más a Dios en nuestras vidas, en nuestras casas, en nuestros barrios, en nuestras comunidades, para tener una luz en medio de tantas sombras y en las dificultades de cada día".

"Aquí, como en todas las parroquias hay que partir de los "más cercanos" para llegar a los "más lejanos", para traer una presencia evangélica en los ambientes de vida y de trabajo. Todos deben encontrar en la parroquia caminos adecuados de formación y experimentar la dimensión comunitaria, que es una característica fundamental de la vida cristiana, (...) haciendo comunidad con todos, unidos en la escucha de la Palabra de Dios y en la celebración de los Sacramentos, en especial de la Eucaristía".

"Dios está cerca", (...) pero nosotros, a menudo estamos lejos. Acerquémonos, vayamos a la presencia de su luz, roguemos al Señor y en contacto con la oración nos convertiremos en luz para los demás".

Estas frases son sacadas de la homilía de ayer del Papa en su visita una parroquia de Roma.

Entradas populares de este blog

Acordes del Himno de la JMJ y Mejores Versiones

10 Valores dehonianos

Subsidio Bíblico para el Año de la Misericordia