Historia de las Misiones Juveniles dehonianas en Argentina


“Se es misionero porque se ha recibido un Bien, que no se quiere retener en la intimidad, porque se vive el gozo del encuentro con Jesús y este se quiere compartir con los demás. Es lo que todo ser humano necesita encontrar para darle un sentido pleno a su vida. Lo que se ha visto y oído reclama que sea trasmitido a quienes quieran escuchar. La Iglesia existe para evangelizar. Tiene como centro de su misión convocar a todos los hombres al encuentro con Jesucristo” (NMA 15)

Inicio: 1978

Las misiones juveniles dehonianas en Argentina comenzaron, simultáneamente con Chile, en el año 1978, bajo la guía del Padre Virginio Bressanelli, a la sazón Formador de los estudiantes de Teología de la Región Argentina de la Congregación y actualmente Obispo de Neuquén. Los primeros grupos estaban formados por los jóvenes religiosos, candidatos SCJ y algunos jóvenes universitarios, todos varones. Los lugares misionados fueron algunas pequeñas localidades de la Provincia de Córdoba: Ambul, Ciénaga del Coro, Quilpo, en la Diócesis de Cruz del Eje. Dichas misiones se realizaban durante las vacaciones de verano en el hemisferio sur, concretamente durante el mes de Enero. 

Segunda etapa: 1983

Después de algunos años de experiencia, en el año 1983, fecha en que también nació la Provincia SCJ AU (Argentina – Uruguay), se incorporaron a las misiones juveniles algunas religiosas y jóvenes mujeres, y a partir de allí, hasta la fecha, siempre han sido mixtas.

En Córdoba y Chaco

Ese mismo año un solo grupo quedó misionando en Quilpo, en la Provincia de Córdoba y los demás grupos comenzaron la misión en las extensas parroquias misioneras dehonianas del Chaco.

En Santa Fe

En el año 2000, al darse por finalizada la etapa de las misiones del Chaco, se iniciaron las mismas en la Provincia de Santa Fe, en las Parroquias dehonianas de Gaboto y Maciel.

Jujuy

En Jujuy, noroeste de la Argentina en la frontera con Chile y Bolivia, desde el arribo de los primeros misioneros dehonianos, en el año 2005, se iniciaron las misiones juveniles en los cerros jujeños, donde los jóvenes misioneros, muchas veces, deben caminar por más de diez horas para arribar a los lugares de misión. Debido a que hay zonas que son inaccesibles durante el verano, a causa de las lluvias, se organizaron en algunas áreas las misiones de invierno. Estas últimas son de más corto tiempo, debido a las condiciones adversas del clima, con fuertes vientos, frío y nevadas. En otros casos, debido a la altura (sobre los 4.000 metros sobre el nivel del mar), la falta de oxígeno hace dificultoso el caminar y la permanencia en algunas zonas produce el “mal de altura” o apunamiento.

Catamarca

En el verano del año 2006 se inició un ciclo de seis años de la Misión Juvenil Dehoniana en la Provincia de Catamarca, en Parroquias no dehonianas de La Merced, San Antonio de Paclin y los Altos.

Intercambio

Por muchos años las misiones juveniles dehonianas en Argentina se organizaron a nivel Provincial e interprovincial (Argentina, Chile, Uruguay y Brasil).A la fecha se sigue con el intercambio de misioneros durante las misiones de verano entre Argentina y Chile. También se realizan las misiones parroquiales e interparroquiales entre parroquias dehonianas y parroquias que fueron atendidas, por mucho tiempo, por los dehonianos y donde las misiones calaron muy hondo en las comunidades cristianas.
J.D. Griffone, scj

Comentarios

Entradas populares de este blog

Acordes del Himno de la JMJ y Mejores Versiones

¿Cómo desarrollar un tema en un encuentro juvenil?

Oración por la paz a Jesús sacramentado