Subsidio para el envío de los misioneros


Rito de bendición de los misioneros en la Misa

Cerca del altar, del lado cercano al ambón, se prepara la credencia o una mesa cubierta con un mantel blanco. Sobre ella se colocan un recipiente de agua bendita con aspersorio y la cruces de los misioneros.

Entrada
Los misioneros forman parte de la procesión de entrada.

Liturgia de la Palabra
Después de terminada la segunda lectura y antes de la proclamación del Evangelio el diácono o el sacerdote presenta a los misioneros. Cuando el diácono o sacerdote los llama, los misioneros se ponen de pie.
Estos son los nombres de los que nuestra Iglesia, cumpliendo el mandato del Señor, envía a anunciar el Evangelio y acompaña con sus oraciones: N. N., (cargo, p. ej: catequista), N. N., (cargo, p. ej: catequista). Con destino a N.

Después de dicho el versículo antes del Evangelio, el diácono o sacerdote que lee el Evangelio dice a los misioneros:
Queridos misioneros: El Evangelio que se proclama en esta casa de Dios anúncienlo de palabra y de obra a los que no lo conocen, para que les sea revelado el misterio de Cristo y de la Iglesia. Misioneros: Amén.

Después de la homilía:

Entrega de la cruz
El celebrante, colocado ante el altar del lado cercano al ambón, bendice las cruces de los misioneros, diciendo:
Señor, Padre santo, / que hiciste de la cruz de tu Hijo / fuente de toda bendición / y origen de toda gracia, / dígnate ben+decir estas cruces / y haz que quienes las lleven a la vista de los hombres / se esfuercen por irse trasformando / a imagen de tu Hijo. / Que vive y reina por los siglos de los siglos. R. Amén.

El celebrante con los asistentes se colocan al medio del altar, mirando a los misioneros, que hecha la reverencia ante el altar, uno a uno van subiendo (mientras se puede cantar). El celebrante les dice:
Recibe, hermano querido, esta signo de la cruz de nuestro Salvador, para que recuerdes siempre su sacrificio y tengas la valentía de enunciar a los pueblos a Jesucristo Crucificado.

El misionero responde Amén, besa la cruz, la recibe y vuelve a su lugar.

Credo / Oración de los fieles

Canto del ofertorio
Durante el canto del ofertorio los misioneros llevan oportunamente al altar el pan, el vino y el agua.

Rito de la Paz
Después que el celebrante ha dicho La paz del Señor..., los misioneros se acercan uno tras otro al altar para recibir la paz del celebrante.

Comunión
Después que el celebrante ha sumido el Cuerpo y la Sangre del Señor, los misioneros se acercan al altar para recibir la comunión bajo las dos especies.

Avisos:
Terminada la bendición invitamos a todos a saludar a los misioneros.




Bendición
El celebrante con las manos extendidas sobre los misioneros los bendice, diciendo:

-Dios, que en Cristo ha manifestado su verdad y su amor, / los haga mensajeros del Evangelio / y testigos en el mundo. R. Amén.

-Jesús, el Señor, que prometió a su Iglesia / que estaría con ella hasta el fin del mundo, / dirija sus pasos y confirme sus palabras. R. Amén.

-El Espíritu del Señor esté sobre ustedes, / para que, recorriendo los caminos del mundo, / puedan anunciar el Evangelio a los pobres / y sanar los corazones desgarrados. R. Amén.

Finalmente bendice a todos los presentes, diciendo:
Y a todos ustedes, que están aquí presentes, los bendiga Dios todopoderoso, Padre Hijo + y Espíritu Santo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Acordes del Himno de la JMJ y Mejores Versiones

¿Cómo desarrollar un tema en un encuentro juvenil?

Oración por la paz a Jesús sacramentado