Oración por la paz a Jesús sacramentado


¡Oh Jesús amorosísimo, 
escondido bajo los tenues velos sacramentales; cordero divino, 
perpetuamente inmolado por la paz del mundo! 
Oye finalmente 
las ardientes plegarias de tu Iglesia que, 
por boca de tu indigno servidor, 
te pide para el mundo el fuego de la caridad, 
para que en ella se enciendan la unión y la concordia y, al calor de éstas, 
florezca en nuestra tierra árida y desolada 
el blanco lirio de la paz. 

¡Que la unción de tu gracia 
—bálsamo escondido, fármaco suavísimo— 
sane en las almas 
las desgarraduras producidas por el odio, 
para que todos se sientan hermanos, 
hijos de un mismo Padre, 
que se nutren en una misma mesa 
con manjar celestial! 

¡Que tus palabras de paz, 
que el amor que siempre rebosa de tu corazón
inspiren a los gobernantes de las naciones, 
a fin de que sepan conducir los pueblos 
que tu les has confiado 
por los caminos de la auténtica fraternidad, 
base indispensable de toda felicidad 
y todo progreso!». 

Papa Pio XII

Comentarios

Entradas populares de este blog

Acordes del Himno de la JMJ y Mejores Versiones

Espiritualidad para jóvenes universitarios/profesionales

10 Valores dehonianos