Entradas

10 desafíos para revivir la pastoral juvenil

Imagen
1. VOLVER A SOÑAR Pocos jóvenes en misa, una juventud muy alejada de los planteamientos de la Iglesia, una parroquia envejecida… Sí, los momentos no son fáciles. Pero nunca lo han sido. Como Iglesia necesitamos volver a soñar y creer que es posible que los jóvenes de hoy encuentren a Jesús. ¿Cómo? Confiando que para Dios nada es imposible. El desaliento es el peor enemigo de la pastoral. Si crees que no hay nada que hacer, seguro que no harás nada. Habrá que replantearse cosas, y no encerrarse en el “siempre se ha hecho así”. Estar abiertos al viento del Espíritu, abrirnos a nuevos planteamientos, y dejarnos sorprender. Y la experiencia dice que Dios, cuando confías en Él, siempre sorprende.
2. HACERLES SENTIR QUE NO ESTÁN SOLOS Los adolescentes y jóvenes católicos son siempre minoría en sus ambientes (institutos, universidades, trabajo). Y en nuestras parroquias los grandes números de jóvenes han acabado. ¿Cómo ofrecer a los jóvenes católicos espacios para encontrarse entre ellos,…

Vuelve a estar accesible la Biblia Online del Vaticano

Imagen
Buenas noticias: A finales de junio, las Biblias Online fueron dadas de baja del sitio www.vatican.va. Entre ellas la versión argentina oficial (El Libro del Pueblo de Dios). Pero ya volvió a estar accesible.
Las Biblias se encuentran en la plataforma IntraText, que permite búsquedas sencillas por palabras, sin necesidad de los avanzados programas informáticos que no están al alcance de la mayoría.

¿Qué otros recursos hay para seguir consultar online La Biblia Católica?
El Sitio de la SOBICAIN: Positivo: se puede acceder fácilmente a una cita por el capítulo y el versículo. Negativo: no se puede buscar por palabras.El Sito bibliacatolica.com: Positivo: varias versiones de la Biblia. Negativo: no se puede buscar por palabras.Biblia Clerus: Positivo: referencias a qué santos Padres y documentos de la Iglesia citan cada pasaje. Negativo: no se puede buscar por palabras. ¿Conoces otros sitios útiles?




Hacia un nuevo modelo de Pastoral Vocacional

Imagen
CUANTO MÁS GRANDE EL DON, MAYOR LA EXIGENCIA

No estamos diciendo que se exija el imposible de tornar a viejas y radicales formas ascéticas de dudoso gusto (ensombrecidas, a veces, por una cierta ambigüedad perfeccionista-moralista de fondo), sino de reconocer que en la actualidad las instituciones religiosas dotadas de poder de atracción vocacional parecen aquellas que subrayan con mayor nitidez el ideal evangélico y su ascendente sobre el corazón humano. Los jóvenes tienen necesidad de esas propuestas potentes, como la del Evangelio y su fuerza inigualable, que conjugan don y exigencia, que dan el máximo y, al mismo tiempo, exigen todo, por las que merece la pena gastar la vida. A la percepción-descubrimiento de que sólo Dios puede dar respuesta al corazón humano, se une el desafío y la propuesta de amar con el corazón de Dios. Amar a Dios con corazón de hombre, y amar al hombre con corazón divino. He aquí lo que atrae vocacionalmente:  “Los cristianos no hemos sido elegidos por el …

Al llamarnos Dios nos ofrece su gracia

Imagen
1. Me llamó por su gracia (Gál. 1,15) Ciertamente, lo primero que vincula Pablo en su vida a la obra de la gracia es el haber sido llamado por Cristo. Así lo manifiesta en la carta a los gálatas cuando trata de legitimar su actuación y su predicación del Evangelio frente a otros cristianos procedentes del judaísmo para quienes la observancia de la religión judía en su totalidad era necesaria para la existencia cristiana. Precisamente la predicación de Pablo se legitima por tener su origen en una actuación graciosa de Dios, es decir regalada a quien era perseguidor de los cristianos. Cualquiera que fuera la experiencia en el camino de Damasco, Pablo ha visto ahí una actuación de Dios inesperada y gratuita, que "le derribó" (cf. Hech. 9,4) y que cambió su vida. La primera carta a Timoteo, (1,12-14), no escrita ya por el propio Pablo pero que recoge su tradición y se presenta bajo su nombre nos dice:
"Estoy agradecido al que me dio fuerzas, Cristo Jesús nuestro Señor, …

Hablemos de castidad y lujuria (Pastoral Vocacional)

Imagen
La castidad
Psicólogos, sociólogos y cualquier persona con buen sentido, todos están de acuerdo en que hoy se padece una erotización morbosa. Así las cosas, a no pocas Iglesias sin vocaciones se les podría decir aquello que San Pablo escribía a la Iglesia en Corinto:  «es ya público que reina entre ustedes la fornicación» (1Cor 5,1).
El espíritu de la lujuria, propio de un mundo erotizado, enferma a muchos cristianos ya desde niños y adolescentes, y sigue haciendo estragos en los jóvenes, y también en los matrimonios que, sin usar de los lícitos métodos naturales para regular la natalidad, apenas tienen hijos.
Y sin embargo, siendo ésa la realidad en las Iglesias que no tienen vocaciones, apenas se da predicación y catequesis sobre la castidad, esa forma preciosa de la caridad y del respeto al prójimo -y a uno mismo-, ese espíritu de fortaleza, dominio y libertad.
A los que tantos elogios hacen de la Palabra del Señor habrá que preguntarles: «¿por qué no predican esta palabra evangél…

Una Pastoral Juvenil que ayuda a los jóvenes a buscar a Dios

Imagen
Tu rostro buscaré, Señor (Sal 26, 8)
"Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Vayan siempre más allá, hacia las cosas grandes. Pongan en juego su vida por los grandes ideales. A ustedes obispos, sacerdotes, religiosos, comunidades y familias cristianas les pido que orienten la pastoral vocacional en esta dirección, acompañando a los jóvenes por itinerarios de santidad que, al ser personales, exigen una auténtica pedagogía de la santidad, capaz de adaptarse a los ritmos de cada persona. Esta pedagogía debe integrar las riquezas de la propuesta dirigida a todos con las formas tradicionales de ayuda personal y de grupo." (Papa Francisco)
En este artículo nos proponemos profundizar en los roles a largo plazo del Asesor y Animador de Pastoral Juvenil

Índice:
1 - ANIMADORES EN BÚSQUEDA DE LA VOLUNTAD DE DIOS
1.1 Prioridades en el servicio del animador
1.2 El servicio del animador
1.3 El animador debe mostrar la posibilidad de un camino distinto
2 – AN…

Evaluando la misión

Imagen
¿Me sentí parte del grupo? ¿Llegamos a hablar de "nosotros"? ¿Cuál fue el nivel de integración? ¿Qué fue más relevante el grupo o los "grupitos"?¿Lo que hicimos en esta Misión tuvo algo que ver con el objetivo planteado inicialmente? ¿Pudimos centrarnos en la Misión o terminamos hablando de cualquier cosa?Frente a la misión planteada ¿cuál fue la calidad de nuestra contribución para lograrla? ¿Cooperamos o entorpecimos? ¿Fue sincera, por conveniencia o por obligación "escolar"?¿Cómo fue nuestra comunicación? ¿Clara? ¿Hubo ruidos en el medio con teléfono descompuesto incluido? ¿Fue frontal o "vueltera"? ¿Necesitamos de intermediarios?¿Nos dimos una organización de actividades y funciones adecuadas? ¿Se respetó y se cumplió? ¿Fueron siempre dos o tres personas las que terminaron haciendo todo?¿En qué notamos que hemos crecido personalmente a través de la misión? ¿En qué no? ¿Cuál creemos que fue la mayor expresión de crecimiento en lo grupal?