Entradas

Sínodo sobre los jóvenes #149: Sexualidad

Imagen
"En el actual contexto cultural, la Iglesia lucha por transmitir la belleza de la visión cristiana de la corporeidad y de la sexualidad, tal como surge de la Sagrada Escritura, de la Tradición y del Magisterio de los últimos Papas. Por lo tanto, se necesita con urgencia una búsqueda de modalidades más adecuadas, que se traduzcan concretamente en la elaboración de caminos formativos renovados. Es necesario proponer a los jóvenes una antropología de la afectividad y la sexualidad capaz de dar el justo valor a la castidad, mostrándole sabiduría pedagógica el significado más auténtico para el crecimiento de la persona en todos los estados de vida. Se trata de centrarse en la escucha empática, el acompañamiento y el discernimiento, en la línea indicada por el reciente Magisterio. Por esta razón, es necesario cuidar la formación de operadores pastorales que sean creíbles, a partir de la maduración de las propias dimensiones afectivas y sexuales." (Documento Final, 149)
Esta postu…

3 claves para comprender lo que dice la Biblia

Imagen
1.  Leer la sagrada Escritura en conversación personal con el Señor Ante todo se debe decir que es preciso leer la sagrada Escritura no como un libro histórico cualquiera, por ejemplo como leemos a Homero, a Ovidio o a Horacio. Hay que leerla realmente como palabra de Dios, es decir, entablando una conversación con Dios. Al inicio hay que orar, hablar con el Señor: "Ábreme la puerta". Es lo que dice con frecuencia san Agustín en sus homilías: "He llamado a la puerta de la Palabra para encontrar finalmente lo que el Señor me quiere decir". La Escritura no se lee en un clima académico, sino orando y diciendo al Señor: "Ayúdame a entender tu palabra, lo que quieres decirme en esta página". 2. La sagrada Escritura acompañados por maestros que tienen la experiencia de la fe La sagrada Escritura introduce en la comunión con la familia de Dios. Por tanto, la sagrada Escritura no se puede leer de forma individual. Desde luego, siempre es importante leer la B…

Viviendo en la comunión con Cristo se hace posible el matrimonio

Imagen
Ya en las primeras páginas de la sagrada Escritura, inmediatamente después del relato de la creación del hombre, encontramos la definición del amor y del matrimonio. El autor sagrado nos dice: "El hombre abandonará a su padre y a su madre, seguirá a su mujer y ambos serán una sola carne", una única existencia. Estamos al inicio y ya se nos da una profecía de lo que es el matrimonio; y esta definición permanece idéntica también en el Nuevo Testamento. El matrimonio es este seguir al otro en el amor y así llegar a ser una sola existencia, una sola carne, y por eso inseparables; una nueva existencia que nace de esta comunión de amor, que une y así también crea futuro. Sacramento del Creador del universo Los teólogos medievales, interpretando esta afirmación que se encuentra al inicio de la sagrada Escritura, decían que el matrimonio fue el primero de los siete sacramentos en ser instituido por Dios, dado que lo instituyó ya en el momento de la creación, en el Paraíso, al ini…

Nuestra responsabilidad por la tierra

Imagen
Los salmos de la creación (8, 19, 139, 145, 148) conducen a una valoración del mundo actual sana y positiva, porque la vida en este mundo es fundamentalmente buena. Pudo ocurrir en el pasado que la tradición cristiana estuviese tan ocupada por la salvación eterna de los hombres que le faltaba dar la justa atención al mundo natural. La dimensión cósmica de la fe en la creación articulada en los salmos exige que se vuelva la atención a la naturaleza y a la historia, al mundo humano y sub-humano, implicando contemporáneamente tanto la cosmología como lo antropología y la teología.

Alabando, junto al salmista, a Dios por el esplendor, el orden y la belleza de la creación, somos incitados a un profundo respecto hacia el mundo del que los hombres forman parte. La persona humana constituye la culminación de la creación porque solamente los hombres pueden tener una relación personal con Dios y pueden articular la alabanza de Dios también como vicarios de las otras criaturas. Po…

Un corazón que aprende a tejer redes de caridad

Imagen
La caridad es amor recibido y ofrecido. Es «gracia» (cháris). Su origen es el amor que brota del Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo. Es amor que desde el Hijo desciende sobre nosotros. Es amor creador, por el que nosotros somos; es amor redentor, por el cual somos recreados. Es el Amor revelado, puesto en práctica por Cristo (cf. Jn 13,1) y «derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo» (Rm 5,5). Los hombres, destinatarios del amor de Dios, se convierten en sujetos de caridad, llamados a hacerse ellos mismos instrumentos de la gracia para difundir la caridad de Dios y para tejer redes de caridad.
Caritas in veritate, 5

La familia debe ser considerada protagonista esencial de la vida económica, orientada no por la lógica del mercado, sino según la lógica del compartir y de la solidaridad entre las generaciones (CDSI, 248).




Un corazón que escucha, aprende y anuncia

Imagen
El Seminario Missio Cordis profundizó las dimensiones: un corazón que escucha, aprende y anuncia. El lenguaje simbólico del Corazón de Jesús revela el deseo divino del amor, justicia, paz y manifiesta la misericordia de Dios para con su pueblo. Esta reflexión nos inspira y motiva a vivir el Evangelio de la Vida con una opción preferencial por los pobres y excluidos, a partir de un encuentro personal y comunitario con Cristo resucitado.
Un Corazón que escucha
La escucha de los desafíos del mundo de hoy, hechas a partir de la Conferencia de Aparecida, producen en nosotros la alegría de ser discípulos misioneros para anuncia al pueblo el “Evangelio de la Caridad”. Recibimos de Cristo la garantía de vida en abundancia (cf. Jn 10,10). Esta vida es don de Dios y queremos defenderla desde su concepción hasta su fin natural. El llamado misionero preconizado por la Conferencia de Aparecida (cf A. 362) nos desinstala para una opción evangelizadora del encuentro, no solo con los que desconocen …

Primeros Viernes del Año del “Corazón herido”

Imagen
“Cristo, refugio de los afligidos y de los pecadores”
CONTENIDO 00. Introducción 01. El corazón herido de la multitud (Junio 2018) 02. El corazón herido y solidario (Julio) 03. El corazón herido del inmigrante (Agosto) 04. El corazón herido por la pobreza (Septiembre) 05. El corazón herido por la corrupción (Octubre) 06. El corazón herido en su dignidad (Noviembre) 07. El corazón herido del niño no nacido (Diciembre) 08. El corazón herido por el hambre (Enero) 09. El corazón herido por la enfermedad (Febrero) 10. El corazón herido por el abuso (Marzo) 11. El corazón herido para reparar (Abril) 12. El corazón herido del dehoniano (Mayo)
13. El corazón herido de Jesús (Junio 2019) 0. INTRODUCCIÓN¿Qué es el año del Corazón Herido? Es un kairós para nosotros, hijos del Padre Dehon, que en su testamento espiritual nos dice: «Les dejo el más maravilloso de los tesoros, el Corazón de Cristo», «por él vivo, por él muero». Es, por tanto, un momento favorable para desenterrar este tesoro y des…